Sobre la vacuna de Influenza H1N1

El virus de la Influenza H1N1, ha llegado nuevamente a la región. Los Ministerios de Salud de nuestros países Latinoamericanos se han preparada obteniendo millones de dosis de vacunas contra el virus. La vacuna distribuida es basada en virus inactivado, lo que quiere decir que no produce infección. Se considera más segura que la preparación con virus atenuado que se aplica a través de la nariz. La presentación que se está utilizando en nuestros países debe tener menores efectos adversos por no contener virus activo. La vacunación se está realizando a la población más susceptible que son menores de 5 años y mayores de 60 años. Los médicos deben asegurarse que otros grupos en riesgo estén vacunados, tales como: niños de guarderías, adultos mayores en Asilos, diabéticos, falcémicos, pacientes hipertensos.

Esta vacuna protege únicamente contra la sepa de Influenza H1N1, H3N2 e Influenza B. Algunos efectos adversos que pueden presentar los pacientes vacunados son: dolores de cabeza, dolores musculares y articulares, malestares, fatiga, escalofríos, fiebre, nauseas, diarreas, y cuadros parecidos a resfriados.

La vacuna está contraindicada en pacientes alérgicos a previas vacunas de influenza u otros componentes como tiomersal o adyuvantes, alérgicos a la proteína de pollo, neomicina, formaldehido. Pacientes con fiebre alta o moderada, u otra enfermedad agudas.

Es igualmente importante que el equipo de salud comunique a sus pacientes la importancia de la limpieza de las manos, y evitar lugares de hacinamiento para evitar el contagio.

Referencias:
http://www.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=6207...